© www.clasicosydeportivos.es

 

Aunque, si tenemos mucha prisa, lo mejor es comprarlo asi y...a disfrutar.

 

 

COMPRAR UN CLASICO

 

Actualmente, pasada la fiebre especulativa de los 90, el mercado esta estabilizado,

la oferta es abundante y los precios son muy razonables. Es un buen momento para

comprar el clásico de nuestros sueños. Sin embargo la adquisición de un coche de

colección, incluso con la ITV en regla, comporta ciertos riesgos que es conveniente

minimizar, fijando unos criterios de selección elementales. A continuación, algunos

consejos indispensables a aplicar en el momento de la compra.

 

En primer lugar, es necesario preparar la compra. Escoger el modelo, naturalmente, y

consultar clubs, libros, revistas o webs especializadas (como esta), para reunir la mayor

cantidad de datos posible: características, fechas, cifras de producción, evolución, series

preferibles, puntos débiles, precio medio, incluso anuncios del modelo elegido. Mientras

mas sepamos del coche que buscamos mas difícil será que nos den gato por liebre, no

solo en cuanto al estado de ese vehiculo sino también respecto a su “autenticidad”. Un

automóvil de colección debe estar completo, conforme a sus características de origen.

Una restauración “fullera” puede hacer bajar bastante el valor del vehiculo, sea cual sea

la calidad del trabajo. Por no hablar de las replicas que circulan de los automóviles mas

solicitados, algunas, hay que decirlo, muy bien realizadas. En caso de duda lo mejor es

consultar con un experto, o verificar la concordancia de los números de serie llamando

directamente al constructor.

 

PRECIO

A continuación es conveniente fijar un precio máximo y un mínimo.¿Un mínimo? Si: como

regla general conviene huir de las “gangas” a mitad de precio, cuya restauración (o mejor

dicho, reparación) puede costarnos una fortuna, si no realizamos (caso raro, pero posible)

nosotros mismos el trabajo. Para poner a la suerte de nuestra parte es preferible pagar el

precio justo en el momento de la adquisición o, mejor aun, comprar el objeto de nuestros

sueños a un profesional, que además de responder  de los posibles “vicios ocultos” puede

darnos una tranquilizadora garantía.

 

MOTOR Y CAMBIO
Verificar los carburadores, sobre todo los de doble cuerpo, difíciles de regular y costosos

de reemplazar. En motores de 1 o 2 árboles de levas los ruidos de distribución delatan un

mantenimiento negligente. En cambio el ruido de los piñones en las cajas de cambio no

sincronizadas es normal. No lo es que salten las marchas o que sean duras de engranar.

 

FRENOS Y DIRECCION
Los frenos de tambor, muy corrientes, son fáciles de mantener pero con la edad tienden

a vibrar y exigen una rectificación, poco costosa. La mayoría de los coches disponen de

dirección de cremallera, cuya holgura es muy  fácil de regular. Una dirección dura puede

ser síntoma de un reglaje excesivo para paliar un desgaste avanzado del sistema.

 

CARROCERIA Y CHASIS
Comprobar el estado de la estructura, sobre todo en los descapotables, de estanqueidad

siempre relativa. Hasta los años 70 la corrosión atacaba generalmente el suelo, los pasos

de rueda, los bajos y las aletas. Con un destornillador podemos comprobar la solidez de la

chapa, desprendiendo las moquetas si es posible para facilitar el examen.

 

PRUEBA

En cualquier caso antes de la adquisición una prueba se impone, si es posible en

carretera despejada donde podamos acelerar a fondo y estudiar las reacciones de

la dirección, los frenos y otros órganos esenciales. Un particular seguro de lo que

vende no se negara y un profesional aun menos. Si después de algunos kilómetros

no hay “química”, no insistan. Un deportivo clásico debe despertar en nosotros el

piloto “instintivo” que la suspensión activa, el ABS y otros sistemas “anti-patinaje”

actuales han mantenido aletargado. Si no es así, mejor será probar otros modelos

parecidos, usando como criterio prioritario solo el “feeling” instantáneo. Después

de todo, se trata principalmente de disfrutar...

 

Texto: JR

Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

...y a restaurarlo. Un trabajo laborioso que conviene encargar a un experto.

 

 

 

 

 

 

Puede que lo encontremos en este lamentable estado. Paciencia...

 

 

 

 

 

 

El coche de nuestros sueños. Por ejemplo un magnifico Pegaso Z-102.

 

 

 

 

 

 

El resultado merece la espera: un Z-102 en estado de concurso. Precioso.

 

 

 

 

 

 

CLASICOS y
DEPORTIVOSCuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO

ANUNCIE AQUI SU COCHE GRATIS

(SOLO CLASICOS Y DEPORTIVOS)

PARA + INFORMACION PULSE AQUÍ

 

 

 

 

 

 

 

 

SE VENDE

     

 

                ?

 

Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto: