PORSCHE 917 CAN-AM (1972-1973)

 

© www.clasicosydeportivos.es

 

J. ROSINSKI

 

La prensa del motor esta de luto tras el fallecimiento de José Rosinski, ocurrido el

pasado año. Amigo de pilotos (Consten, Cevert, Depailler… ) y piloto el mismo (fue

campeón de Francia con un Alpine M63) se paso pronto a la pluma tras la creación

de Sport-Auto. Gerard Crombac, su cofundador, nos lo cuenta:“Desde el nº 1 (1962)

José acepto hacerse cargo de la rubrica de ensayos…. sin cobrar naturalmente, al

menos hasta que hubiera fondos. Para nosotros fue una alegre sorpresa descubrir,

leyendo su primera prueba, que además de un gran piloto era... ¡un gran escritor!”.

Compruébenlo:

 

MASERATI 5000 GT
Inútil pedirle a un importador y menos a un fabricante que nos prestara un coche para la

primera prueba (¿Sport-Auto… que es eso?). Así que recurrimos a los amigos: el primero

fue Bernard Consten, multi-campeón de Francia de rallyes y mi compañero sobre Alfa en

carreras de resistencia. Su magnifico Jaguar E, blanco y con las banquetas en cuero rojo,

fue el que estreno la rubrica de pruebas en el nº 1 de la revista. Luego, un amigo de Jean

Lucas, que acababa de adquirir un rarísimo Maserati 5000 GT, nos lo prestó. El vendedor 

le había asegurado que era mas rápido que un Ferrari 250 GT, pero desgraciadamente el

cronometro estuvo lejos de confirmar la cifra anunciada…. Indignado, el propietario monto

un escándalo en el concesionario, que nos quedo agradecido para siempre”.

 

LIGIER JS 11/15
Mi pasado de piloto y algunos amigos me ayudaron para “mi” primer F1. Fue el Matra MS

80, que la escudería me confió.. ¡porque Elf se comprometía a cubrir los daños!. Pero todo

salió bien y luego pude probar el Tyrrel de 6 ruedas (P34) y el Renault RE23, pero el mejor

recuerdo es, sin dudarlo, la prueba del Ligier JS11/15. En general sentarse en un F1 no es

fácil, sobre todo si mides 1,85 y calzas un 46, y luego hay que hacerse a las aceleraciones

(brutales) y (sobre todo) a las deceleraciones. Cuando por fin empiezas a estar a gusto las

gomas están quemadas y no tienes adherencia pero, tras algunos reglajes de los alerones

y con ruedas nuevas, el Ligier iba literalmente pegado al suelo, y yo solo tenia que girar el

volante. El motor respondía de maravilla, poco a poco cogí confianza y como en un sueño,

por primera (y ultima...) vez en mi vida, me sentí en la piel de un piloto de F1”.    

 

LAMBORGHINI MIURA S

“Es el coche que mas me ha marcado ¡Un flechazo! Después de conducir el Miura, todos

los demás coches me parecieron camiones. Para el numero 100 de la revista, queríamos

alcanzar la cifra mítica de 300 km/h con un P 400 S, ultima evolución del modelo. ¡Avanti!:

Contra el viento, el cronometro indicaba ¡288 km/h!. Y en el sentido contrario íbamos mas

rápido, pero al pasar bajo una pasarela, cuando faltaban 100 metros por recorrer, el morro

del  Miura se levantó en actitud de despegar... como un Boeing. Instintivamente levanté el

pie y acepto volver a posarse, casi en línea... ¿Cómo conseguí recuperar el control? No lo

sabré nunca. Pero una cosa es cierta: de todos los coches que he probado el Miura fue el

que me conquisto el corazón… y estuvo a punto de parármelo para siempre”.

 

PORSCHE 917 CAN-AM 
En cuanto a potencia sin embargo, mi recuerdo mas imborrable es del día en que me vi

al volante de un Porsche 917 Can-Am, cuyo motor turbo entregaba alegremente ¡mas de

1000 cv!. Lo malo es que ocurrió en la pista de Weissach, pensada para probar ¡turismos!.

Estrecha y bordeada de adoquines, cunetas y otras trampas para la suspensión, tras una

larga recta hay una suave “S” negociable muy rápido... ¡si afinamos!, y si lo conseguimos

descubrimos lo peor: un viraje a derechas cuya única escapatoria es un inmenso muro de

aspecto absolutamente aterrador, sobre todo a la velocidad a la que nuestros 1000 cv nos

catapultaban hacia el. ¡Uf!... un automóvil para hombres este 917, créanme”.

 

CONCLUSION
“Le fin José” lo llamaban todos por su elegancia, tanto en la indumentaria como al

volante... y escribiendo. Pero por su maestría, por su tamaño (que le hacia empezar

sus crónicas con un ritual: “..el interior, para un conductor de una talla superior a la

media..”) y por lo que significaron sus escritos para innumerables lectores de varias

generaciones, es y será ya para siempre... “el gran Rosinski”.

 

Texto: JR                                                                   VIDEO  >

 

LIBROS RECOMENDADOS

 

 

VIDEOS RECOMENDADOS

Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

JOSE ROSINSKI (1936-2011)

 

 

 

 

 

 

LIGIER JS 11/15 (1979-1980)

 

 

 

 

 

 

MASERATI 5000 GT (1959-1964)

 

 

 

 

 

 

LAMBORGHINI MIURA S (1969-1972)

 

 

 

 

 

CLASICOS y
DEPORTIVOSCuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO
Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto: