BUGATTI VEYRON          2005     400 km/h

 

 

© www.clasicosydeportivos.es 

 

 

 

 

 

 

 

AUTOESCUELA 5

 

“Tras cronometrar un Mercedes AMG a mas de 300 km/h con total seguridad, tengo

que admitir que a ese ritmo la conducción requiere una experiencia y una atención

extremas que no están al alcance de todos los conductores.  Es por tanto peligroso

que cualquiera pueda, si le apetece y tiene los medios, circular a esas velocidades,

en Alemania o en cualquier otra parte. Reclamo por tanto, y solemnemente, que se

prohíba circular en toda Europa… a mas de 300 km/h”. Jose Rosinski.

 

Con estas sabias (e irónicas) palabras, el redactor de ensayos de la revista francesa Sport

Auto intentaba zanjar la polémica sobre la unificación de las limitaciones en la Europa de...

1985. Naturalmente nadie le hizo caso y 25 años después todo sigue igual… o peor. Salvo

Alemania, todos los países mantienen limites cercanos a 120 km/h en Autopista y 90 km/h

en carretera, pese a que carreteras y automóviles han mejorado... muchísimo.

¿Y los conductores? Bueno, 1 de cada 2 confiesa no respetar esas limitaciones, sin contar

a los que no se dan ni cuenta (son tan bajas). El problema es que rodar rápido requiere un 

aprendizaje, unas clases, que nadie imparte ¡porque es ilegal!. Así que, por si van a Berlin

(o a la isla de Man, donde no hay limitación ¡ni en carretera!) nosotros (responsablemente)

vamos a hacerlo.

 

LA VELOCIDAD

 

La velocidad no excluye la prudencia y es preciso, antes de salir, revisar el AUTOMOVIL:

la dirección y los frenos deben estar en perfecto estado, pero sobre todo conviene vigilar

los neumáticos. A velocidades elevadas se calientan y se usan mas, y es vital que estén

en buen estado, inflados con la presión adecuada. Conviene verificarla en frío y adoptar

la de “plena carga” recomendada por el constructor.

 

También hay que revisar el HABITACULO: posición al volante (brazos y piernas levemente

flexionados y manos en las “9 y cuarto”) y confort del conductor (temperatura y ventilación)

son fundamentales para una conducción segura y sin fatiga, tan peligrosa, o mas, que las

drogas en viajes largos. Y no olviden a los pasajeros ni a los equipajes: si están cómodos,

y bien sujetos, no interferirán en nuestra conducción.

 

Ya en carretera, lo primero a valorar es el clima. A circunstancias iguales (coche, carretera,

conductor, trafico) la LLUVIA lo cambia todo. Para empezar, la adherencia: el acuaplaning

es sobre todo critico con neumáticos gruesos. Cuando el agua se espesa, hay que olvidar

la vanidad y, a bordo de un Viper, dejarse pasar por un Twingo con neumáticos estrechos.

Y antes de eso la lluvia, incluso fina, alarga las distancias de frenada y acorta la visibilidad,

no solo delante nuestro sino también en el retrovisor de los que vamos a adelantar.

 

Otro factor de riesgo es el VIENTO: mientras mas rápido vamos, mas “ligero” es nuestro

automóvil, y hay que desconfiar de ráfagas y remolinos, que pueden hacer “flotar” el tren

delantero, disminuir su precisión y provocar bandazos. En autopista, suele haber señales

en los sitios mas peligrosos (viaductos, valles entre colinas) pero es mejor “leer” nosotros

mismos el paisaje y anticipar las pegas: un bosque que termina, un camión que doblamos,

pueden ser peligrosos a alta velocidad. Y nosotros, para los motoristas,.. también.

 

Conviene por tanto adelantarlos guardando las distancias y eso vale también para el resto

del TRAFICO, sobre todo si hay mas de un vehiculo en juego: un coche que se incorpora

a la autopista puede empujar hacia su izquierda a los demás, incluso a ese que íbamos a

adelantar, y un camión en una curva a la derecha, puede ocultar otro que lo esta doblando

y es apenas mas rápido. Por lo general, un conductor rápido pasa gran parte de su tiempo

imaginando posibles incidentes (incluida la torpeza ajena) y sus soluciones, midiendo sus

fuerzas (para superar a un camión largo por ej) y avisando a los demás de sus intenciones

(mejor con los intermitentes que con los faros) Y, en caso de duda, la agresividad (aunque

nos provoquen) no es nunca una solución y lo mas adecuado es… levantar el pie.

 

Finalmente, es el CONDUCTOR mas rápido el que debe de velar por los demás, como el

esquiador de slalom que vigila la trayectoria imprecisa de los debutantes. Rodar rápido es

hoy, por desgracia, un delito. Demostremos a los poderes públicos que el buen sentido es

mas útil para la seguridad que las medidas represoras. Y deseémosle a todos un...

 

¡BUEN VIAJE!

 

Texto: JR

 

Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

PORSCHE 959                  1987     300 km/h

 

 

 

 

 

 

 

DUESEMBERG J              1932     200 km/h

 

 

 

 

 

 

 

MERCEDES SIMPLEX     1903     100 km/h

 

 

 

 

 

 

 

JOSE ROSINSKI (1936-2011)

 

 

 

 

 

 

 

LIBROS RECOMENDADOS

 

 

 

 

 

 

 

CLASICOS y
DEPORTIVOSCuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO