SE VENDE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SEXI LADY

 

47 años después de su presentación en el Salón de Ginebra el Jaguar E permanece

como una tentación para los eternos adolescentes que somos todos. Un mito (casi)

inoxidable.

 

Algunos lo consideran el máximo logro de la industria británica. A su manera, Sir William

Lyons salvaba el prestigio de la corona creando un concepto de deportivo distinto del que

proponían los especialistas italianos, una maquina de altas prestaciones tan “barata” que

provocó incomodas comparaciones: 240 km/h a mitad de precio que un Aston, un Ferrari

o un Maserati de la época. Naturalmente Lyons era (como sus rivales) capaz de exagerar

un poco. De hecho un Jaguar E 3,8 puesto a punto rozaba los 230 km/h, lo que ya estaba

muy bien, teniendo en cuenta su precio. Solo los ejemplares para la prensa (“preparados”

hábilmente para ella...) confirmaron las pretensiones del catalogo.

Pero el E tenia otros argumentos, empezando por su línea furiosamente sexy que resume

los deseos de trasgresión de una clientela de aficionados ebrios de velocidad, de potencia

y de resplandor. Su diseñador, Malcolm Sayer, venía de la industria aeronáutica y trazó un

capo inmensamente largo y plano, rematado por una calandra que se asemeja a una boca

entreabierta y la grupa destaca por sus curvas bastante pronunciadas. Las cristales llevan

montantes finos cubiertos de cromo como los faros, los finos parachoques y las preciosas

ruedas de radios. Hay mucho encanto y sensualidad femenina en este diseño sin caer por

ello en la vulgaridad, pero esta seductora envoltura no debe hacernos olvidar el contenido.

Como decía Lofty England, fiel colaborador de Lyons: “A ese precio vendíamos sobre todo

el motor…. y añadíamos el coche gratis para poder transportarlo”.

 

CARACTERISTICAS

Ese motor es el famoso XK que estrena el XK120 en 1948 y acompañara a Jaguar hasta

1986, un seis en línea con culata de aluminio y doble árbol de levas en cabeza que había

probado su valor en los circuitos internacionales durante años, fiable, potente, uno de los

mejores y mas bellos motores ingleses de todos los tiempos. En el E tiene una cilindrada

de 3.781 cc y conserva la carrera larga (87x106 mm) que le proporciona par y potencia a

muy pocas revoluciones: 35,9 mkg a 4.000 rpm y 265 cv a solo 5.500 rpm. A el se acopla

una venerable caja de cambios Moss de 4 velocidades, con la 1ª sin sincronizar.

El chasis, derivado del “D Type” de competición, es una estructura independiente unida a

la carrocería por silentblocs que aíslan el habitáculo de los movimientos e irregularidades

de la calzada. La suspensión, de ruedas independientes con brazos triangulares, muelles

helicoidales y amortiguadores telescópicos. Para detener al felino, Jaguar recurre a frenos

de disco, estrenados ya con éxito en las 24 Horas de Le Mans del 53 por el “C Type”. Los

traseros van montados in board (a la salida del diferencial) mejorando el equilibrio del E y

aligerando el peso de las masas no suspendidas. La dirección es de cremallera.

Con un peso de 1220 kg, el Jaguar presume de una relación peso/potencia de verdadero

deportivo. Incluso hoy, sus prestaciones son poco corrientes. Con 230 km/h de velocidad

máxima, menos de 8“ para el 0 a 100 y poco mas de 28“ para recorrer el primer kilómetro

muchos conductores de automóviles modernos se sorprenderían de la buena salud del E.

Pero mas allá de las aceleraciones puras, es por el reprise, gracias a su motor de carrera

larga, por lo que este Jaguar destaca. Mientras mas pisamos el acelerador mas imparable

nos parece su empuje, desde 500 hasta 5.500 vueltas… ¡y en cualquier marcha!.

 

AL VOLANTE
Dentro también, todo es extraordinario: el aroma del cuero, la estrechez del habitáculo, la

cabeza del felino en el centro del volante, los innumerables relojes, los cromados. Tras el

pequeño parabrisas el capo parece dos veces mas largo y su abombamiento central mas

voluminoso aun. Contacto, presión del índice en el botón de arranque, y un sonido grave

invade el habitáculo. Grandioso. El embrague es duro, el cambio delicado, y la dirección

opone cierta resistencia a baja velocidad. En cambio, se olvida muy pronto la longitud del

capo, salvo en ciudad, donde la prudencia se impone y un leve porrazo seria doblemente

molesto, ya que el E atrae las miradas como un imán. A su paso las cabezas se vuelven,

los ojos parpadean, los niños gritan. Para pasar desapercibido… los hay mejores.

Un “defecto” que se olvida rápido, una vez en carretera: basta con pisar el acelerador. La

respuesta es instantánea, el empuje continuo y… sonoro. Es un motor típicamente ingles,

disponible muy pronto: a menos de 1.000 rpm en 3ª acepta acelerar y alcanza 100 km/h a

solo 3.000 rpm. A cualquier régimen, en cualquier velocidad, la respuesta al acelerador es

franca y eficaz: a 3.500-4.000 rpm el sonido se vuelve mas metálico, el empuje mas viril y

a 170 km/h un vistazo al cuentavueltas nos indica que hay que pensar pronto en meter 4ª.

Y el empuje continua hasta alcanzar sin titubeos la velocidad máxima. Solo hay que tener

cuidado ¡con los frenos!: desgraciadamente pese a los discos, son de época y su eficacia

comparada a los actuales es dudosa. Hay que pisar fuerte y, sobre todo, anticipar.

Felizmente, el resto esta a la altura y responde a la reputación de Jaguar en cuestión de

chasis. La estabilidad es casi “moderna” y el confort asombroso. Es un coche fácilmente

utilizable, que ofrece varios rostros: muy agradable para el paseo, soberano en autopista,

excitante en carreteras sinuosas. Evidentemente, las vías y las ruedas estrechas limitan

la adherencia y el peso del 6 cilindros embarca el morro hacia afuera en los virajes, pero

la dirección, precisa, la rigidez del chasis y su motricidad ayudan. El Jaguar E reacciona

con nobleza y una vez seguros de su trayectoria podemos acelerar (y provocar...) derivas

controladas de las 4 ruedas. El E se saborea como un cigarro, hay que conocerlo, amarlo

y apurarlo. La  complejidad de los gestos que reclama es una iniciación, pero para el que

se arriesga la recompensa es grande: un fantástico viaje en el tiempo y el espacio.

 

COMPRAR UNO
El E Type, sobre todo en la versión 3,8 Cabriolet, es uno de los diez coches de colección

mas buscados. De hecho a pesar de una producción relativamente elevada en un coche

de su categoría el precio se mantiene estable y un buen ejemplar puede encontrarse por

50.000 €.  Algo mas barata, la versión 4,2 conserva la estética original y es un excelente

compromiso buscando el confort y la facilidad de uso (caja de cambios sincronizada) y la

versión mas reciente con motor V12, de estética menos apreciada por los puristas, puede

encontrarse por 40.000 €. En versión Coupe, mas barata, pero no menos interesante, los

precios van de los 42.000 € de un S 1 3,8 a los 25.000 de un S 2 y la versión Coach 2+2,

mas amplia pero de estética discutible, puede adquirirse por 20.000 €.

Si se deciden, acepten un consejo: un Jaguar E se examina siempre en frío (muy fácil de

decir) y a ser posible en presencia de un experto. Comprarlo puede ser un asunto fiable o

ruinoso según haya sido la historia y el mantenimiento del ejemplar que nos ofrezcan. Los

ejemplares restaurados hace poco no están necesariamente sobrevalorados y pueden ser

una buena opción, mejor que otros en estado aceptable pero inmovilizados hace tiempo y

propuestos a precios de saldo: pueden darnos una mala sorpresa en carretera. En cuanto

al mantenimiento también debe ser muy escrupuloso y los reglajes no están al alcance de

cualquiera, pero afortunadamente hay repuestos abundantes. Cuidado, en cualquier caso,

con la corrosión que puede afectar tanto a la carrocería como al chasis.

 

CONCLUSION
El Jaguar E era mucho mas que un maravilloso envoltorio. Hoy lo apreciamos “a la

carta”. Moderno, según se mire. Imperfecto, naturalmente. Apasionante, seguro. En

cuanto a la razón, solo debe usarse una vez: en el momento de la compra.

 

PRODUCCION
E MK1 3,8 (1961-1964) :  15.482 ej.
E MK1 4,2 (1964-1968) :  21.468 ej.
E MK2 4,2 (1968-1970) :  18.808 ej.

E MK3 V12 (1971-1975) : 15.287 ej.

TOTAL :                            71.045 ej.

 

Texto: JR                                                                   VIDEO  >

 

VIDEOS RECOMENDADOS

 

ANUNCIE AQUI SU COCHE GRATIS

(SOLO SIMILARES AL DE LA FICHA)

PARA + INFORMACION PULSE AQUÍ

 

LIBROS RECOMENDADOS

Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

JAGUAR

E
(1961 - 1975)

 

JAGUAR E TYPE MK1 3,8

MOTOR

Tipo: 6L Longitudinal delantero

Cilindrada: 3781 cm3

Potencia: 265 cv a 5500 rpm

Par: 35,9 mkg a 4000 rpm

Transmisión: Trasera 4 velocidades

CHASIS

Dirección: Cremallera

Suspensión D/T: Independiente

Frenos D/T: Disco

Neumáticos D/T: 6,40x15

DIMENSIONES

Largo-Ancho-Alto: 4,45-1,66-1,18 m

Peso: 1220 kg

Peso/Potencia: 4,60 kg/cv

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 230 km/h

0-1000 m: 28”2

PRECIO

50.000   (09/06/2008)

 

 

 

 

 

 

 

 

Malcom Sayer que venia de la industria aeronáutica, concibió un capo largo y plano rematado por una calandra que semeja una boca entreabierta. ¡Sexi!.

 

 

 

 

 

 

 

 

El motor es el famoso XK que estreno el XK120 y acompañara a Jaguar hasta 1986. Un 6 cilindros en línea de carrera larga que rendía 265 cv a solo 5500 rpm.

 

 

 

 

 

 

 

BIEN

Precio “razonable”

Piezas disponibles

¡Línea legendaria!

Ambiente refinado

Carácter motor

Chasis actual

 

MAL

Restauración costosa

Mantenimiento caro

Frenos de época

 

© www.clasicosydeportivos.es 

Cuadro de texto:  
P

 

 

 PUBLICIDAD

 

 

El capo delantero bascula completo hacia delante. El maletero trasero es  accesible desde el interior y a través

de un portón de apertura muy original.

 

 

 

 

 

 

 

El E Type se ofrecía en dos versiones: coupe y cabriolet, vendidas casi por el

mismo precio. Lo difícil era... escoger.

 

 

 

 

 

 

 

Cuero, relojes y la cabeza del felino

en el centro del volante de madera.

Un paisaje sencillamente... ¡genial.!

 

 

 

 

 

 

 

Lyons demostró que una maquina de altas prestaciones podía también ser accesible: 240 km/h a mitad de precio que un Ferrari o un Aston Mertin.

 

 

 

 

 

 

CLASICOS y
DEPORTIVOSCuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO

     

 

                ?

 

Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto: