SE VENDE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RENACIMIENTO

 

En 1956, BMW no gozaba del gran prestigio que hoy tiene. Que mejor que un coche

lujosamente bello para hacer brillar de nuevo la marca de Munich. El Conde Goertz

diseñador de talento, ofrecerá a la firma un magnifico roadster, cuya línea evocaba

generosas cabalgadas: el 507.

 

Cuando el mundo redescubre la paz, en 1945, la Bayerische Motoren Werke (BMW) esta

moribunda: la fabrica de automóviles esta en Alemania del este y la de motocicletas, en

Munich, ha sido prácticamente destruida por los bombardeos. Sin local, sin dinero y sin

personal, BMW permanece en la sombra. Hasta el salón de Franfurk de 1951, en el que

vuelve al mundo del automóvil con el 501, una berlina ampulosa que se vendió mal y no

permitió a la marca recobrar la notoriedad del pasado. Pero cuatro años mas tarde, BMW

presenta una amplia gama de modelos con motores V8 (arquitectura casi obligada para

triunfar en USA): berlinas 501 y 502, coupe 503, limusina 505 y cabriolet 507, que eclipsa

a todos los demás y consigue (¡por fin!) atraer las miradas hacia la marca de la helice.

Su carrocería se debe al diseñador Albrecht Goertz, discípulo de Raymond Loewy (si, el

de la Coca-Cola). Algo lógico, teniendo en cuenta que el 507 estaba destinado sobre todo

al mercado americano. Es sobre todo a su gran elegancia, fruto de una juiciosa mezcla de

gracia y agresividad, que el 507debe su prestigio. Su diseño sugiere dinamismo y, incluso

parado, da sensación de velocidad : frontal afilado, con los clásicos riñones de la marca

estirados hasta ocupar todo el ancho, flancos tensos con preciosas branquias cromadas,

popa redondeada y huidiza, el 507 expresa potencia y velocidad, pero sin brusquedades.

Hasta el rey del Rock & Roll, Elvis Presley (que servia al ejercito en Alemania) sucumbirá

a sus líneas sensuales, dignas de los mejores carroceros italianos del momento.       

Además los acabados de alto nivel, fruto de una construcción artesanal, colocan a este

BMW de antología en un nicho de sport y lujo, volcado hacia el Gran Turismo, sin gran

competencia directa… salvo el Mercedes 300 SL. Porque, a instancias de Max Hoffman,

importador americano de ambas marcas, MB fabrica desde 1957 la versión Roadster del

mítico “Gullwing”. Aparentemente concurrentes, los tímidos 150 cv del BMW tienen, sin

embargo, poco que hacer frente a los 215 cv del Mercedes, respaldados además por sus

éxitos en competición. Si añadimos a eso que ambos se vendían por el mismo precio, es

fácil imaginar el resultado: en sus cuatro años de vida (1956-59) solo se vendieron 253

ejemplares del 507 frente a los... ¡1858! del 300 SL, que prolonga su carrera hasta el 64.

BMW no volverá a fabricar un roadster de prestigio hasta el muy reciente Z8, claramente

inspirado en el 507 pero con... ¡250 cv mas!.

 

CARACTERISTICAS

El 507 hereda el V8 a 90º de 3,2 l. del 502. Un motor supercuadrado (diámetro superior a

la carrera) realizado en aleación ligera, pero con un solo árbol de levas lateral. A diferencia

de la berlina, que recibe un solo carburador, el 507 dispone de dos Zenith de doble cuerpo

con lo que la potencia pasa de 120 a 150 cv. Y luego, a partir de 1957, a 165 cv. gracias a

un aumento de la relación de compresión. En cualquier caso, es un motor mas flexible que

vivaz, pero con un comportamiento bastante deportivo a alto régimen ( 24 mkg a 4000rpm)

y una gran fiabilidad, debida a un menor desplazamiento de los pistones. El embrague, de

tipo monodisco con asistencia hidráulica, es tan dócil como largo es su recorrido y la caja

de cambios ZF, precisa y bien sincronizada, permite una conducción deportiva.

La carrocería, de aluminio, reposa sobre el chasis viga con traviesas tubulares del 502,

al que se han recortado 35 cm. El esquema de suspensiónes es bastante convencional:

delante, suspensión independiente con brazos triangulados, detrás, eje rígido mediante

barra tipo Panhard, y ambos ejes van equipados con barras de torsión regulables. Las

llantas, de 16x6” con palometa central, reciben neumáticos de flanco relativamente bajo.

La dirección, de engranajes cónicos, es regulable axialmente. Ligera, directa y de una

gran precisión, es una de sus mayores cualidades. Por ultimo, los cuatro gruesos frenos

de tambor de aleación ligera poseen un sistema de refrigeración especifico y asistencia

hidráulica, pero están muy  lejos de las prestaciones de los actuales. Las cosas mejoran

bastante con los discos delanteros, ofrecidos en opción (y de serie desde 1957).

 

AL VOLANTE
Una espesa moqueta nos acoge a bordo del 507. Tanto las puertas como los confortables

asientos van forrados con cuero de la mejor calidad. Desgraciadamente estos asientos,

hechos para halagar la vista y el tacto, no son capaces de abrazar bien el cuerpo en los

virajes, pero la posición al volante es irreprochable. El salpicadero, clásico y sobrio como

solo saben serlo los alemanes, va pintado del mismo color que la carrocería. 2 gruesos

relojes nos informan de los deseos y estados de animo del automóvil... si lo permiten los

cuatro brazos del precioso volante de bakelita. Y una radio Becker (opcional) de búsqueda

automática puede mecernos al ritmo de América o mejor aun de Elvis, mediante un único

altavoz incrustado en el centro del tablero.

El V8 arranca mediante un pulsador situado bajo la llave de contacto y el ralenti es de una

discreción casi eclesiástica. Apenas un murmullo que pisando el acelerador se transforma

en un gruñido y mas tarde en un rugido. En contra de lo que esperábamos (habituados a

los grandes V8 americanos con cilindradas superiores a los 5 l), el carácter de este motor

se expresa mejor a altas revoluciones, entre 3500 y 5000, régimen máximo de utilización.

Exige jugar con el cambio y, si lo hacemos, el 3,2 l demuestra una gran espontaneidad y

esa flexibilidad de funcionamiento que es un rasgo típico de los BMW. Es utilizable, a falta

de ser impetuoso, y ofrece unas prestaciones de  buen nivel: 0 a 100 km/h en 11” (con el

puente corto) y 190 o 220 km/h de velocidad máxima (según el puente elegido).

A esa velocidad en autovia, el 507 permanece imperturbable. En cambio en carreteras con

curvas, la estabilidad es mas delicada y el eje rígido Panhard se hace sentir, reclamando

correcciones incesantes. Afortunadamente la distribución de masas es excelente, el centro

de gravedad bajo, y la dirección, precisa y directa, invita al contravolante. Pero el carácter

del motor nos obliga a jugar continuamente con el cambio y pronto… nos cansamos. Y es

entonces cuando el 507 nos descubre su verdadera personalidad. Pensado para América,

ofrece, sobre todo, un excelente confort de suspensión y un nivel sonoro aceptable, y bajo

su aspecto de roadster salvaje, nacido para el ataque, esconde una excepcional dulzura

de funcionamiento. Perfecto para las baladas, a ser posible acompañado, el 507 nos atrae

con sus formas sugestivas y luego nos retiene… con sus caricias.

 

COMPRAR UNO
Durante su breve carrera el roadster BMW 507 conoció una  sola evolución, en 1958, la

Serie 2, que ofrecía una potencia superior (165 cv.), frenos de disco delanteros y un poco

mas de sitio detrás de los asientos. Pero para los incondicionales del modelo, la Serie 1

será para siempre la mas bella, la mas pura… y también la mas cara. La mayoría de los

escasísimos ejemplares (43) han sido objeto de una suntuosa restauración y su estado es

generalmente irreprochable. Naturalmente, los precios demandados alcanzan cifras poco

razonables. ¡Mas de 400.000 € en una subasta el año pasado en Londres! La Serie 2, en

cambio, se mueve en cifras mas “razonables”, alrededor de 300.000 €.

 

CONCLUSION
Es difícil no recordar al BMW 507 como el modelo mas emblemático de la marca,

extraordinariamente exclusivo, esculturalmente inolvidable. Desgraciadamente la

intendencia no estaba a la altura y su potencia era un poco escasa… Y aun sigue

siéndolo, aunque hoy quizás importe menos. En cuanto a su belleza, permanece

inaccesible al común de los mortales y, por eso mismo,.. muy deseable.

 

PRODUCCION
507 S1 (1956-1957) :   43 ej.

507 S2 (1957-1959) : 210 ej.

TOTAL :                      253 ej.

 

Texto: JR                                                                   VIDEO  >

 

VIDEOS RECOMENDADOS

 

ANUNCIE AQUI SU COCHE GRATIS

(SOLO SIMILARES AL DE LA FICHA)

PARA + INFORMACION PULSE AQUÍ

 

LIBROS RECOMENDADOS

Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

BIEN

BMW legendario

Línea deslumbrante

Motor flexible y sonoro

Dirección muy precisa

Frenos (Serie 2)

Confort

 

MAL

Maletero diminuto

Potencia algo escasa

Muy raro y… ¡Muy caro!

 

© www.clasicosydeportivos.es 

 

El motor, un V8 de 3,2 l de cilindrada alimentado por 2 carburadores Weber

de doble cuerpo, rinde 150 cv.

 

 

 

 

 

 

 

Cuadro de texto:  
P

 

 

 PUBLICIDAD

 

 

BMW

507
(1956 - 1959)

 

BMW 507 S1

MOTOR

Tipo: V8 a 90º Longitudinal delantero

Cilindrada: 3168 cm3

Potencia: 150 cv a 5000 rpm

Par: 24 mkg a 4000 rpm

Transmisión: Trasera 4 velocidades

CHASIS

Dirección: Piñón cónico

Suspensión D/T: Independiere/Eje rígido

Frenos D/T: Tambor

Neumáticos D/T: 185/60 R 16

DIMENSIONES

Largo-Ancho-Alto: 4,38-1,65-1,26 m

Peso: 1260 kg

Peso/Potencia: 8,40 kg/cv

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 220 km/h

0-1000 m: 31”1

PRECIO

400.000   (27/10/2008)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Detrás del inmenso volante con cuatro brazos en forma de mariposa están el taquímetro, el cuentavueltas y el reloj.

 

 

 

 

 

 

 

Elvis Presley, el rey del Rock & Roll, no era un militar cualquiera y rodaba en… 507. Podía permitírselo.

 

 

 

 

 

 

 

 

El reciente Z8 tiene una preciosa línea claramente inspirada en el 507 y un V8 que aporta lo que le faltaba: 400 cv.

 

 

 

 

 

 

 

El Hard-top era opcional y se integraba armoniosamente con las líneas del 507

transformándolo en un precioso coupe.

 

 

 

 

 

 

 

El gran ocho cilindros europeo en un anuncio de la época en el que tras el

507 vemos su diseño a escala real.

 

 

 

 

 

 

 

El interior, tapizado en cuero de color

a juego con la carrocería y dotado por supuesto de radio al gusto americano.

 

 

 

 

 

 

 

CLASICOS y
DEPORTIVOSCuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO

     

 

                ?

 

Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto: