SE VENDE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BOMBA LATINA

 

Lanzado en 1969 por la filial de Fiat, el Autobianchi A112 se presenta como un Mini

mas “moderno”. Y para que la ofensiva sea total, en 1971 aparece la versión Abarth

pensada para derrotar al Cooper. Una bomba… latina.

 

Edoardo Bianchi funda la marca que lleva su nombre en 1885 y construye con cierto éxito

bicicletas, motocicletas y finalmente automóviles, hasta que tras la 2ª Guerra Mundial su

empresa quiebra y cae bajo el control de Fiat. Autobianchi (que así se llama desde 1955)

fabrica desde entonces el Bianchina, una variante mas lujosa del Fiat 500, pero pronto se

convierte, bajo la dirección del genial Dante Giacosa, en un laboratorio para probar nuevas

ideas sin comprometer el prestigio de la marca madre. Así nace el Primula (1964, motor y

tracción delanteros y 4 frenos de disco) y mas tarde el A112 (1969).

De vocación urbana, como el Mini, comparte con el una carrocería muy compacta, pero lo

aventaja gracias a una suspensión mas cómoda y un practico portón trasero. Su motor es

el 4 cilindros de 903 cm3 y 44 cv que heredará el 127, y va situado en posición transversal

delantera como en el Primula con el cambio a continuación. Su éxito es inmediato (mas de

1.000.000 de ejemplares... en 17 años) pero es prácticamente el único modelo de la marca

(el A111 no se vende) y Dante piensa rápidamente (estamos en Italia) en una variante mas

potente que encarga a su nuevo jefe de competición: ¡Carlo Abarth!.

 

CARACTERISTICAS

Partiendo del motor original (por motivos económicos y de fiabilidad) Abarth lo cambia todo:

culata, árbol de levas, cigüeñal, escape... y si la cilindrada sube a 982 cm3 y la relación de

compresión alcanza 10:1, un carburador Weber de doble cuerpo (32 DTMR) se encarga de

alimentar “la macchina”. El resultado son 58 cv a 6600 rpm, una potencia similar a la de los

Mini Cooper (que ya fabrica en Italia la Innocenti) y en todo caso suficientes para mover los

690 kg del Autobianchi. Sus prestaciones son también correctas (151 km/h) y superiores a

las de su rival ingles (145 km/h) con lo que el honor de Abarth esta a salvo.

Pero es a nivel de chasis donde hay mejores primicias con la primera suspensión de cuatro

ruedas independientes usada en el grupo Fiat (tipo Mc Pherson delante y brazos oscilantes

con ballesta transversal detrás, con amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora en

ambos ejes). La dirección es de cremallera y los frenos de disco en las ruedas delanteras y

de tambor en las traseras, una solución mas que correcta teniendo en cuenta el poco peso

del conjunto. Las llantas son 135 SR 13 de chapa aunque en opción podían montarse unas

preciosas Cromodora de magnesio que actualmente están muy cotizadas

En cuanto a la carrocería, diseñada en el Centro Stile Fiat, es compacta (2,04 m entre ejes)

y elegante en el A112 original, pero en el Abarth se viste de colores llamativos: “rosso corsa

con nero opaco”, una combinación muy “sportiva” en los 70. Luego vendrán otras variantes

estilísticas, primero con colores mas suaves (caramelo, blanco, gris, azul oscuro) luego con

cambios de detalle (calandra, parachoques, pilotos) en 7 series sucesivas durante 14 años.

También mecánicas (motor de 1.049 cm3 y 70 cv en el 74 como respuesta al Cooper 1300)

pero es esta primera serie la mas pura y la preferida por los coleccionistas.

 

AL VOLANTE

Hoy los Abarth originales (1971-73) no abundan (solo se hicieron 4.641 y muchos han sido

destruidos por la corrosión.. o por sus dueños) así que es un placer contemplar este que no

oculta sus veleidades deportivas con negro mate abundante (pasos de rueda, bajos, capot)

pero conserva algunos cromados (parachoques, faros, manivelas) que desaparecerán mas

tarde. La original calandra Abarth con 2 círculos a la izquierda también esta presente, pero

en las llantas y en los laterales los emblemas de Autobianchi permanecen.

El habitáculo es un poco justo para cuatro adultos, pero hay suficiente espacio delante (si

no somos demasiado altos...) y el dulce olor de los plásticos italianos nos ayuda a ignorar

lo aproximativo de los ajustes, las falsas costuras de las contrapuertas y los cromados de

pacotilla para concentrarnos en el volante de cuero de tres brazos (Abarth) en los grandes

relojes del tablero (180 km/h máximo, zona roja a 7.000 rpm) y en los tres mas pequeños

de la consola central (temperatura y presión de aceite, carga de la batería).

Todo esta en orden (olio, benzina, aqcua...) y despertamos a los 58 cv, que hacen temblar

el tubo de escape Ansa de alegría  Sentados en los pequeños asientos vamos demasiado

rectos y su mantenimiento lateral es prácticamente nulo pero que importa: a la izquierda y

para sujetarnos, esta la puerta y a la derecha… el cambio. Empuñamos la bola negra con

firmeza y aunque las marchas rascan al principio un poco, basta con dar un golpe de gas

al pasar por punto muerto para que entren bien (y para crear ambiente).

En el centro de la ciudad el Abarth se desenvuelve como un pez en el agua, colándose en

los embotellamientos como un diablillo, demostrando vivacidad en el GP de los semáforos

¡y botando sin piedad en los adoquines!. También los pedales desplazados hacia el centro

(por los pasos de rueda) son incómodos, pero la dirección dulce y directa nos permite girar

alrededor de todo bicho viviente, dar la media vuelta en un pañuelo y entrar sin precaucion

en las rotondas antes de partir en busca de una carretera de montaña.

En ellas si el revestimiento es bueno, el Abarth se agarra como una lapa aunque se incline

y basta con acostumbrarse porque no se va. Clavado al suelo, agresivo, nos incita siempre

a aplastar el acelerador, cosa que hacemos. A 5000 vueltas en 4ª andamos a 120 y eso en

esta pequeña bomba es mucho, y si jugamos con las marchas el motor se entrega a fondo

y alcanza 7000 vueltas sin dudar, con un ruido infernal naturalmente (el sonido de maquina

de coser de antes se transforma ahora en el de un avión de guerra).

Con sus aceleraciones francas (0 a 100 en 12”8) y su comportamiento ágil, el A112 roza la

perfección porque además contamos con unos frenos eficaces (lógico, con ese peso) para

calmar el juego. Pero no lo hacemos, porque hacia tiempo que no nos divertíamos tanto, y

lo único que puede darnos un susto con el Abarth (nos dice el dueño) es... ¡levantar el pie!.

Entonces (distancia entre ejes corta) el A112 derrapa y puede hacer un trompo, pero no se

preocupen que hay que ir realmente al limite para que nos pase eso. 

 

COMPRAR UNO
Mas que la búsqueda de una versión concreta, es el estado general del coche (de origen,

completo, sano) el que debe guiar nuestra elección. Y eso por 2 razones: primero porque

aunque mecánicamente ha evolucionado poco (58 o 70 cv) en cambio estéticamente hay

muchos pequeños cambios (7 series en total) y los accesorios específicos son a menudo

inencontrables. Si falta alguno…… paciencia.

Segundo porque la corrosión acecha (especialmente en el compartimento del motor) y el

precio de una restauración de chapa puede ser ruinoso. Además, los acabados interiores

(plásticos, asientos..) son mediocres y se autodestruyen con el tiempo, siendo difíciles de

encontrar. En cambio el motor es solido y con un buen mantenimiento (precalentamiento)

puede superar los 200.000 km sin problemas.

En cuanto al precio, depende como en muchos otros clásicos de su antigüedad y aunque

podemos encontrar un Serie 7 por unos 3.000 €, los primeros modelos con 70 cv (Serie 3)

pueden subir a 6.000 € y los de 56 cv (Series 1 y 2) pueden llegar incluso a 9.000 si están

en perfecto estado. Consulten en cualquier caso con los clubs para cotejar los números de

serie porque las falsificaciones son posibles.

 

CONCLUSION
Basta con probar el A112 Abarth para entender que fuera un gran éxito comercial:

diabólicamente eficaz tanto en la ciudad como en las carreteras de montaña, es el

arquetipo mismo de la pequeña bomba latina, en el sentido mas noble (¡y sonoro!)

de la palabra.

 

PRODUCCION

A112 ABARTH (1971-1985) : 117.351 ej.

TOTAL :                                   117.351 ej.

 

Texto: JR                                                                   VIDEO  >

 

VIDEOS RECOMENDADOS

 

ANUNCIE AQUI SU COCHE GRATIS

(SOLO SIMILARES AL DE LA FICHA)

PARA + INFORMACION PULSE AQUÍ

 

LIBROS RECOMENDADOS

CLASICOS y
DEPORTIVOSCuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

AUTOBIANCHI

A112 ABARTH
(1971 - 1985)

 

AUTOBIANCHI A112 ABARTH 58 cv

MOTOR

Tipo: 4L Transversal delantero

Cilindrada: 982 cm3

Potencia: 58 cv a 6600 rpm

Par: 7,5 mkg a 3800 rpm

Transmisión: Delantera 4 velocidades

CHASIS

Dirección: Cremallera

Suspensión D/T: Independiente

Frenos D/T: Disco/Tambor

Neumáticos D/T: 135 SR 13

DIMENSIONES

Largo-Ancho-Alto: 3,23-1,48-1,34 m

Peso: 690 kg

Peso/Potencia: 11,89 kg/cv

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 151 km/h

0-1000 m: 34”8

PRECIO

9.000   (01/12/2014)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuadro de texto:  
P

 

 

 PUBLICIDAD

 

 

Los acabados son mediocres pero el volante Abarth de cuero es fantástico.

 

 

 

 

 

 

 

El A112 básico (44 cv) era ya compacto

(2,04 m entre ejes) pero muy elegante.  

 

 

 

 

 

 

 

A partir de la 4ª serie (1977) calandra y

faros posteriores cambian (para peor).

 

 

 

 

 

 

 

El motor de 1049 cm3 y 70 cv que desde

el 73 convivió con el de 982 cm3 y 58 cv para luego sustituirlo a partir de 1978.

 

Tanto en Italia (Copa Abarth) como en Francia (Copa Chardonet) el A112 dio

a conocer a muchos jóvenes talentos.

 

 

En carreteras de montaña el Abarth

es una bomba capaz de ridiculizar a muchos automóviles mas potentes.

 

     

 

                ?

 

 

BIEN

Look simpático

Motor furioso

Motor fiable

Estabilidad

Agilidad

Precio (S 7) 

 

MAL

Acabados

Corrosión

Piezas

 

© www.clasicosydeportivos.es 

 

Una esquema innovador con tracción delantera y 4 ruedas independientes.

 

 

 

 

 

 

 

Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto:  

     
Cuadro de texto: