PARIS DAKAR 1981...

 

Aficionado como tantos otros actores (Newman, McQueen) a las carreras, Claude

Brasseur le cogió el gusto, hasta el punto de convertirse casi en un profesional, y

correr seis años seguidos (1981-86) como copiloto de Jacky Ickx en el Paris-Dakar.

Hoy recurre a su talento de comediante... para contárnoslo.

 

“Todo empezó como una apuesta estúpida. Estábamos en Courchevell con unos amigos

entre los que se encontraba John Gooseens, patrón de Texaco Europa. Tras esquiar, en

el pequeño salón del hotel, veíamos en la tele un resumen del Gran Premio del Brasil. Y

luego una noticia: Una nueva carrera organizada por el joven Thierry Sabine. Alguien dijo:

Conozco a dos que si tuvieran lo que hay que tener se apuntarían. Jacky se pico: Claude,

no estaría mal como aventura. Y John zanjo el asunto: Si no os rajáis, yo pago. El coche

se llamara Texaco”. Había que disponer de ¡seis semanas!, tres para la carrera, dos para

prepararse y una para descansar y yo estaba en pleno rodaje de un thriller con Trintignant,

pero Ickx se ocupo de buscar coche”.

 

CITROEN CX
Para el, no era cuestión de sentarse en cualquiera para llegar el decimo. Citroen inscribió

un tercer CX y Jean Todt, que había sido copiloto (¡y de los buenos!) me explicó lo básico,

empezando por el Speedmaster, que marcha con el giro de las ruedas. En arena, bajamos

su presión a 600 g y luego volvemos a 2.500 por lo que la circunferencia cambia y hay que

recalibrar sus parámetros. A 200 km/h, si le cantas una zanja a 250 m y resulta que esta a

25, Jacky puede estrangularte. Pero todo salió bastante bien: los especialistas creían que

un piloto de Formula 1 no sabría conducir en el desierto, pero con solo dos ruedas motrices

estuvimos alguna vez en cabeza, aunque también dimos algunas vueltas. Da igual, porque

arrancamos para otros cinco Dakar”.

 

MERCEDES 280 G

“Los dos siguientes en Mercedes (280 G) el hombre a batir era Rene Metge (Range Rover)

que había ganado el año anterior. Nos picábamos continuamente: el pasaba delante, luego

nosotros, luego el… Era excitante. Un día, íbamos 200 m por delante y adelantamos a una

gran negra que llevaba una calabaza para buscar agua. A 180 km/h, Jacky freno y me dijo:

Dale un poco. Ahora me avergüenzo, pero enfrascado en la batalla dudé. Pero me quite el

arnés, cogí el Jerrican y se la di: en ese mismo momento, Medge nos pasó como una bala.

Volví a ponerme el arnés, salimos y a unos 300 m lo vimos a lo lejos, parado. Naturalmente

lo adelantamos y llegamos en cabeza pero mas tarde le preguntamos que le había pasado:

¡habían comprendido lo que hacíamos y nos esperaron!. Eso era el Paris-Dakar, mas tarde

se ha profesionalizado, pero era así”.

 

PORSCHE 959

“En el 83 ganamos con Mercedes, así que para el siguiente Jacky convenció a Porsche de

que participara (959) y metió a Medge en el equipo ¡que ganó!. Nosotros quedamos sextos

pero Jacky estaba satisfecho y dijo: Soy piloto, pero sobre todo el promotor de la operación:

Rothmans me había confiado el presupuesto, Porsche los automóviles, la organización era

mi responsabilidad, mi puesto en la llegada pasaba a segundo plano. De hecho el contrato

era mas largo que los de mis películas. Por ejemplo decía que: Cada mañana las camisas

deben estar impecables. Pero yo, de noche, tenia que preparar la etapa siguiente, con mis

altímetros, sobre los mapas del Instituto Geográfico que tanto me había costado encontrar,

¡y querían que me lavara mis camisas!. ¡De eso nada!: conseguí que me dieran ventiuna, o

mejor, cuarenta y dos, con las de Jacky. Además fueron muy útiles: en las fronteras había

una mesa con dos soldados que sellaban los papeles y una cola interminable, así que nos

colábamos, les dábamos unas cuantas ¡y adelantábamos cuarenta plazas de golpe!. Jacky

tampoco era torpe adelantando: cuando no había espacio ponía el coche sobre dos ruedas,

y cuando caía ¡ya estábamos delante!”.

 

CONCLUSION

“Seguimos dos años mas (en el 86 llegamos segundos ¡detrás de Metge!) pero en el

87 lo deje para rodar Le Souper, aunque luego me ofrecieron participar en Le Mans.

Llamé a Jacky, que es sobre todo un amigo, y me dijo: Puedes hacer lo que quieras,

pero me has pedido mi opinión y voy a dártela. Uno: vas a arriesgar tu vida. Dos: vas

a arriesgar la de los demás. Así que dije que no”.

 

Texto: JR                                                                   VIDEO  >                                        

 

Con Porsche en el Paris-Dakar del 84.

 

 

 

 

 

 

 

Con Jacky Ickx en un encuentro casual.

 

© www.clasicosydeportivos.es

CLASICOS y
DEPORTIVOSCuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:                 INICIO                      PRUEBAS                     REPORTAJES                      ENLACES                       CONTACTO                         
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD
Cuadro de texto:  

     
PCuadro de texto:  PUBLICIDAD

 

LIBROS RECOMENDADOS

 

 

VIDEOS RECOMENDADOS

 

Con Mercedes en el Paris-Dakar del 83.

 

 

 

 

 

 

 

Con Citroen en el Paris-Dakar del 81.

 

 

 

 

 

 

 

Con Jacky Ickx en la portada de Le Soir.

 

 

 

 

 

 

Tintin au Congo première versionCuadro de texto:  

     
Cuadro de texto: